domingo, 30 de septiembre de 2007

Viva la fiesta!

Ya puedo decir sin más vacilación que no me he equivocado viniendo a Singapur, no se como me irá el trabajo, mañana empiezo, pero en cuanto a vida social y fines de semana se refiere, no me voy a aburrir.
El viernes pasado comprobé por primera vez como son las marchas singapureñas y, como diría un buen amigo mio, no me quejo.
Clarke Quay es el sitio de marcha más conocido por aquí, varios bares y terrazas bordean un ancho rio, aquí empiezan varias calles llenas de bares y discotecas las cuales acaban encontrandose en una plaza central donde hay un mercadillo de bisutería el cual se mantiene abierto toda la noche. Los pubs son desde los más normales a los más variopintos. Un bar de tapas "typical spanish", un pub muy curioso llamado Clinic donde te sientas en sillas de ruedas y te traen el alcohol como si de suero intravenoso se tratara, pubs cubanos, indios, el agradable one night stand, donde conocí a una chica thailandesa muy maja la cual no paro de invintarme a cervezas, chupitos y cubatas además de entrarme gratis, saltándonos la larga cola, a una de las discotecas de moda, y el maginifico y conocido Ministry Of Sound al cual aun no he tenido el placer de entrar. En este ultimo, nada más llegar vi como un Lamborgini Diablo plateado abandonaba el parking de la discoteca, obligandome a asomarme para descubrir que no era el coche más caro del lugar.
Saliendo de marcha es donde de verdad te das cuenta de la gran diversidad cultural que hay en este país. En un solo dia he mantenido conversaciones con gente de china, malasia, tailandia, argentina, indonesia y con un canadiense paracido a Tom Selleck pero en rubio y más feo, operario de una máquina excavadora en una estación petrolífera.
Por cierto, los que pensabais que aquí el ser occidental es un imán para las tias olvidaos, esto esta petado de occidentales así que no dejas de ser uno mas, es decir, que me lo voy a tener que currar como en España.

Por otra parte, y cambiando radicalmente de tema, la zona donde me hospedo no me desagrada, pero me toca mucho los cojones que cada vez que me suba a un taxi y le diga la dirección, el taxista me pregunte, "¿vas a por una chica no, pilliiiiiin?". (Si no has entendido este útimo chiste, leete el resto de entradas del blog y lo entenderás)

Pues nada más por hoy, me voy a probar una nueva delicia culinaria y a dormir, que mañana es mi primer día de trabajo y tengo que causar buena impresión, aunque sea solo por esta vez.

5 comentarios:

JuanKi dijo...

Ese cocooooo que crack ya con "compañera de marchas" ya estas contando como es el ministry de ahi cuando vayas haz mas amiguitas pa cuando te visitemos vale ;)

penelope dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
penelope dijo...

hola coco, mira q follon tengo con esto tan moderno! buff no veas lo q estoy sufriendo xa escribir esto y q funcione. bueno q estoy muy contenta d q lo estes pasando tan bien, la verdad es q me he reido mucho sobretodo con lo d tu htl.ya empece la hucha, a ver si la acabo pronto y t hago una visitilla.
cuidat, un bso

Ismael dijo...

Coco, eres un crack... cuentales los detalles que hay tema, que hay temazo!

Javi dijo...

Na, na, las detalles solo detalles son :P

Por cierto juanki desde cuando me llamas coco!!